Estrés laboral: Aprende a combatirlo.

Estrés laboral: Aprende a combatirlo.

¿No puede dormir? ¿Tiene mucha ansiedad? ¿Está deprimido y quiere llorar? Cuidado, puede ser uno de los miles de trabajadores que sufren de este mal en el Perú. La clave es detectarlo a tiempo y realizar ejercicios que puedan combatirlo.

Los problemas cotidianos, el no delegar responsabilidades, la falta del trabajo en equipo y la rutina pueden generar que una persona sufra de estrés laboral, una “enfermedad peligrosa para las economías industrializadas y en vías de desarrollo”, según palabras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

De acuerdo a la especialista en salud ocupacional, Gisella Polo Huamaní, toda persona que realiza una actividad ocupacional está expuesta al estrés. “Puede darse cuando una actividad es repetitiva, cuando un empleado trabaja tres o cuatro horas seguidas sin parar aunque sea 10 minutos y hacer una caminata pequeña. Ahora si el ambiente donde desarrolla su actividad profesional no cumple los parámetros adecuados, si la logística no es la adecuada, esto va a contribuir a que haya más estrés”, asegura.

En el Perú, alrededor del 70% de empleados tanto de empresas privadas como estatales padecen de este mal.

¿Qué hacer?

El estrés laboral se puede dar en multitud de situaciones, casi todas ellas relacionadas con la imposibilidad de terminar una tarea en el tiempo disponible. Todo esto tiene, se quiera o no, un impacto en la productividad de una empresa, ya que un trabajador estresado no va a rendir lo mismo que una persona sin estrés, es más su nivel de rendimiento podría llegar solo a la mitad o la cuarta parte. “Una de las medidas para evitar esto es que se implemente la actividad física recreativa.

En Japón, por ejemplo, es obligatorio que todos los trabajadores hagan ejercicio en las mañanas y que después de los alimentos tengan una siesta de cinco minutos. Eso ayuda a que el profesional esté más activo, dinámico y piense con mayor claridad. La idea es darles un ambiente adecuado, con la logística adecuada, con las sillas ergonómicas que necesiten, así va a sentirse más cómodo y va a producir más”, sostiene Polo Huamaní.

En la actualidad muchas empresas comprenden la importancia de implementar las pausas activas, inclusive en algunas instituciones del Estado se han realizado cambios en el desarrollo laboral de los empleados, como en el Hospital Grau, donde se ha instalado un gimnasio al que todos los trabajadores tienen acceso. “El ejercicio físico moderado es la clave principal. Un simple paseo libera endorfinas, relaja los hombros y calma la mente”, asegura la española Maite Crespo, directora de Todoyoga.

Nosotros podemos

Existen varios ejercicios que ayudan a combatir el estrés. Para Crespo, la mejor forma es utilizar un método de auto regulación. “El estrés es una reacción física,  podemos identificarlo gracias a sus síntomas, la tensión en los hombros, respiración agitada, aumento de la frecuencia cardiaca, y sobre todo, incapacidad para pensar. Por eso, es importante elegir parar un momento y pensar en la decisión adecuada en cualquier situación cotidiana, en cualquier lugar”, afirma.

Ella, implementa un breve taller para la gestión del estrés. Se trata de un sistema útil según los parámetros de la campaña europea Workplace Health Promotion (Promoción de la Salud en el Trabajo), una iniciativa de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo. “Primero se debe reconocer el problema para luego aprender a fabricar una pausa de serenidad. Todos venimos equipados con las tres herramientas para mantener la calma: el cuerpo, respiración y mente, solo tenemos que aprender a entrenar estas tres capacidades”, asevera.

Polo Huamaní, por su parte practica el “entrenamiento autógeno”, una técnica psicoterapéutica basada en la concentración pasiva en sensaciones físicas. “Se puede realizar en grupos pequeños o de forma individual, en casa o en la oficina, dura unos 10 minutos según las pautas y permite que las personas se relajen y puedan manejar el estrés”, sostiene.

Hay muchas formas de combatir el estrés laboral, lo importante es reconocer los síntomas y saber que cualquiera puede padecerla. Después es solo cuestión de lograr un equilibrio y saber cuándo tomar una pausa.

Si siente que el estrés lo está dominando, puede seguir estos pasos que lo ayudarán a controlar sus síntomas:

  1. Cuerpo: empezar la relajación muscular con la instrucción “H.L.Os” (Hombros Lejos de las Orejas). Se reduce la alarma en el cerebro producida al contraer la musculatura.
  2. Respiración: aprender a respirar para relajar el sistema nervioso. Con toda la capacidad pulmonar. Igual que con un gran suspiro, la agitación desaparece.
  3. Mente: practicar para elegir un pensamiento positivo, eficaz, para tenerlo “a mano”. Es el antídoto del bloqueo de la mente.

Los tres elementos combinados en un momento permiten fabricar una pausa de serenidad para abordar las decisiones con seguridad y creatividad.

Si estás en busca de un nuevo empleo, no olvides ingresar en www.bumeran.com , nuevos trabajos todos los días.