Curriculum vitae

¿Cómo armar el primer Currículum Vitae?

¿Cómo armar el primer Currículum Vitae? 28 agosto, 20171 Comentario

Los empleadores valoran mucho a los jóvenes que han desempeñado labores en empleos en los que no se necesita experiencia como  los relacionados al área comercial, atención al cliente o incluso trabajos manuales, que son igual de importantes y pueden ser destacado en un Currículum Vitae.


En algún momento, muchos profesionales, se deben haber preguntado qué tan largo debería ser un Currículum Vitae para que se vea atractivo ante un reclutador. En primera instancia, todos saben que los componentes indispensables son educación y experiencia laboral.
Pero ¿qué sucede si recién hemos cumplido la mayoría de edad, estamos cursando los primeros ciclos de la universidad, nos encontramos en búsqueda de nuestro primer empleo y por consiguiente no contamos con información para añadir en esta parte fundamental de nuestra hoja de vida? ¿Qué se debe hacer si no conseguimos completar una cara y nuestro Currículum Vitae está compuesto básicamente de datos personales y estudios escolares?
Andrea Morán, coordinadora de Empleabilidad de la Universidad Privada del Norte (UPN) de  Los Olivos, sostiene que a lo largo de la vida se tendrán que afrontar distintas experiencias que ayudarán a crecer personal y profesionalmente a las personas, incluso en organizaciones que no estén relacionadas con el campo de interés, pero cada una de esas funciones que se tengan que realizar sumarán en la hoja de vida.

Los primeros pasos

Esas primeras labores que no están relacionadas con la carrera que se está siguiendo -pues se entiende que al estar en una etapa formativa no es posible acumular experiencia en el rubro- podrían sumar otro tipo de habilidades como el trabajo en equipo, la comunicación asertiva y el liderazgo, destrezas que son muy apreciadas por los empleadores.
Existen algunos en los que no hace falta contar con experiencia para poder ejecutarlos como los relacionados al, atención al cliente o incluso trabajos manuales, pero son igual de importantes y pueden ser destacado en un Currículum Vitae, que también se puede complementar con logros personales, deportivos, participación en actividades sociales y culturales extra académicas, es decir, datos que brinden mayores detalles sobre las capacidades personales.
La longitud del irá aumentando con el paso del tiempo, por eso Morán recomienda a los jóvenes que intentan insertarse al mercado laboral, no sentirse mal por tener un primer Currículum VItae de tan solo una cara, en los que solo se puede colocar datos personales y de estudios escolares, es más, aconseja que esto sea así.
No es recomendable “inflar” el documento con información innecesaria, pensando que así será más atractivo, porque es muy probable que no lo sea. “Se entiende que en estas primeras etapas aún no habremos acumulado una buena cantidad de experiencia o estudios de especialización y el reclutador lo sabe, así que ármate con las experiencias y vivencias personales que ayuden a destacarte como una gran promesa profesional y consigue que tu hoja de vida sea la invitación en un proceso de selección”, explica la especialista.
Una vez ahí, el reclutador pondrá atención a esas competencias, que serán de mucha utilidad en la empresa, además se debe dejar en claro que al no contar con experiencia, el joven se convierte en el candidato ideal que puede ser formado con la cultura organizacional de la compañía, aumentando las posibilidades de ingreso y permanencia en un puesto de trabajo.

¿Sientes que los datos personales pueden sumar al buscar tu primer empleo? Deja tus comentarios.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.